Abiertos 365 Días de 6:30 a 24:00

5 recomendaciones para jugar al pádel en verano

En 2019, durante el Open de Mijas celebrado en el Recinto Ferial de La Cala en Málaga, se alcanzaron temperaturas de alrededor de 40 grados. Debido al riesgo que suponía para los participantes, la organización del World Padel Tour adoptó el nivel 1 de protocolo para altas temperaturas que permitía el consumo de líquidos al término de cada juego.

 

Los padelistas profesionales no son los únicos que deben lidiar con el calor estival. También los aficionados al pádel en verano reconocen en el tiempo seco y las temperaturas elevadas propias de esta estación dos de los factores más condicionantes del bienestar, la seguridad y el rendimiento deportivo.

 

Aunque el pádel es uno de los deportes veraniegos al aire libre más populares, todos los practicantes deben tomar una serie de precauciones, habida cuenta de los peligros que conlleva ejercitarse a pleno sol durante un tiempo prolongado.

 

¿Pádel en verano? Sigue estas recomendaciones para disfrutarlo con seguridad

 

Elegir ropa y calzado ligero y transpirable

 

Salvo en clubes y competiciones que impongan una vestimenta determinada, los jugadores son libres de utilizar el atuendo y el calzado que deseen. Se recomienda elegir tejidos ligeros y transpirables, compatibles con las altas temperaturas del verano mediante la absorción del calor y la protección frente a los rayos ultravioleta (es decir, escogiendo tonos claros). El algodón y la lycra son las opciones más indicadas.

 

Respecto a las zapatillas, jugar al pádel en verano de forma cómoda significa hacerlo sin rozaduras ni humedades provocadas por el sudor, motivo por el que se aconsejan los calzados con acabados de mallas porosas y pieles sintéticas con perforaciones.

 

Con independencia de la ropa escogida, determinadas áreas del cuerpo (los brazos, los hombros, parte de las extremidades inferiores, etcétera) permanecen expuestas a las quemaduras solares. Para evitarlas, el uso de cremas solares con un factor de protección apropiado es una solución eficaz al practicar este y otros deportes de verano.

 

Ejercitarse en pistas indoor

 

Ni entrenar ni competir a pleno sol es sensato ni recomendable. Las pistas indoor proporcionan una superficie de calidad idéntica a la disponible en pistas al aire libre, sin los riesgos y molestias que amenazan al jugador de pádel para el verano. En este sentido, Vall Parc es uno de esos campus de pádel en verano que cuenta con pistas indoor y exteriores que se adaptan a cualquier climatología.

 

Usar overgrips y sprays de agarre

 

La sudoración en el pádel, como en otras actividades deportivas para verano, es un problema difícil de gestionar. Los padelistas pierden de medio litro a tres litros de sudor por partido, y las muñequeras y diademas absorbentes no son eficaces al 100% para contenerlo, de forma que una parte de ese sudor afecta al agarre de la pala, en perjuicio de nuestro rendimiento deportivo.

 

Para evitar que el sudor haga mella en nuestra técnica, una solución rápida y asequible es utilizar overgrips de pádel, capaces de agregar un plus de adherencia a la empuñadura de la pala. Los sprays antideslizantes, por su parte, maximizarán la efectividad de los overgrips, minimizando así los efectos negativos de la acumulación del sudor en las palmas de las manos.

 

Evitar las horas centrales

 

En verano, las temperaturas se disparan en cualquier provincia a partir del medio día. Siendo específicos, la franja horaria comprendida entre las 14:00 y las 17:00 es la más calurosa, razón por la que debe evitarse a toda costa, pues el riesgo de insolación y deshidratación es extremo en meses como julio y agosto. En caso de necesitar entrenar durante este periodo, se recomienda el uso de pistas indoor y la hidratación constante.

 

Alimentarse con raciones pequeñas y frecuentes

 

El apetito decae en verano, es una realidad. Sin embargo, la necesidad de hidratarse se incrementa en nuestro organismo durante esta época del año, y dado que un alto porcentaje del agua que consumimos proviene de alimentos sólidos, jugar al pádel en ayunas es una idea pésima.

 

Además de consumir bebidas isotónicas durante el entrenamiento o el partido, los padelistas deben consumir pequeñas raciones de alimento con regularidad. Las pausas para recuperar el resuello y conversar con el resto de jugadores son perfectas para saciar el apetito en pequeñas dosis.

 

En el tenis profesional, de hecho, las principales raquetas del circuito realizan una ingesta copiosa de 2 a 3 horas antes de salir a las pistas. Esta comida pre-partido contienen abundantes pastas y arroces, entre otros carbohidratos y proteínas, que demuestran la importancia de alimentación en el pádel en verano

Artículos relacionados

-50%

Promoción Junio

Es el mejor momento para cambiar tu rutina.
Da el salto y disfruta del deporte relacionándote con un entorno que vive tu misma pasión.

Estamos Creciendo

Este año será realmente especial. Estamos ampliando nuestras instalaciones y nos hace ilusión compartir estos avances contigo.

Contacta con un Comercial

Te contactaremos en menos de 24 horas con toda la información

Abrir Chat
1
¿Necesitas ayuda?
¡Hola! 👋

Estamos encantados de ayudarte con tus dudas.