¿Cada cuánto cambiar las pelotas de tenis?

Una imagen que se repite en cualquier partido de tenis, más aún en tenis profesional, es el momento de elegir las pelotas en el saque. Momento crucial donde se tendrá que elegir las dos pelotas a usar en los respectivos saques que se puedan realizar. También está la labor de los recogepelotas, y el tipo de pista sobre la que jugar. Y es que muchos son los factores que provocan que se tengan que cambiar las pelotas de tenis en un partido o entrenamiento. Te contamos cuáles y qué características tienen estas pelotas en este deporte.

Lo que está claro es que sin este elemento no existiría el tenis. Además, en el tenis de alta competición se pueden alcanzar una velocidad de golpeo de más de 200 km/h, por lo que es importante que las pelotas ofrezcan la resistencia adecuada para poder controlar la precisión a esta velocidad.

De qué están hechas las pelotas de tenis

Una pregunta clave es: ¿cómo se fabrican las pelotas de tenis? La respuesta tiene que ver principalmente con los materiales usados, sobre todo para la parte interna y la cobertura exterior que crean los reconocibles diseños de estas bolas.

Las pelotas de tenis actuales son más modernas que los modelos usados en competiciones durante las décadas pasadas. En la actualidad, están fabricadas en base a goma para la parte interna del caparazón, y rellenas de gas presurizado para crear y mantener la ligereza de estas pelotas. La parte exterior la recubre una capa de fieltro de un color amarillo llamativo, que es ya habitual y común, y las rayas blancas que la acompañan. Esto permite también un buen agarre y manejo en el momento del saque desde la pista.

La Federación Internacional de Tenis (IFT) obliga a que las pelotas de tenis midan entre 2 1/2 y 2 5/8 de pulgada en diámetro y pesar entre 56 y 58 gramos.

Por qué cambiar las pelotas en un partido

¿Por qué es tan habitual el gesto de elegir pelotas durante un partido de competición? Como es lógico con la sucesión de golpes, la pelota pierde parte de su efectividad. Por eso, en competiciones oficiales, se suele hacer un cambio de pelota durante algunos juegos para mantener todos los estándares al máximo nivel.

Hay que esperar hasta el séptimo juego para hacer el primer cambio de pelotas. Los siguientes cambios se hacen cada nueve juegos. Este se realiza de esta manera ya que antes de comenzar el partido se realiza un calentamiento y peloteo que equivalen a los dos primeros juegos. El principal motivo es para evitar el desgaste de la bola y que no realice movimientos ni efectos raros, y el bote sea lo más limpio posible.

Características de las pelotas de tenis presurizadas

¿Por qué se habla de las pelotas de tenis presurizadas? Es cierto que existen modelos de pelotas de tenis más duras, cuyo centro es más rígido y que se utilizan como pelotas de entrenamiento para aguantar las horas de calentamiento y práctica. Aunque lo normal ahora es usar siempre pelotas presurizadas.

Estas pelotas de tenis presurizadas están rellenas de un gas presurizado para entrenamientos más cómodos y adaptados a lo que luego se sentirá en la pista de tenis. Para ello, se le inyecta un aire en su interior y se recubre de un caucho o goma para aguantar ese aire y evitar que se expulse el aire de la cámara.

Este tipo de pelotas están diseñadas para que su adaptación sea plena a los diferentes tipos de pistas en las que jugar a tenis.