Partes de una raqueta de tenis y diseños

Las raquetas de tenis son todo un mundo. Más allá de su uso, son muchos los pequeños detalles que entran en juego y permiten un resultado mucho más eficiente y profesional. Entre ellos, dos de los factores que más importan son los materiales usados en su fabricación, y cómo están diseñadas las diferentes partes de la raqueta de tenis.

En la historia de este deporte el diseño de la raqueta siempre se ha mantenido parecido, pero las nuevas tecnologías, avances y uso y manipulación de ciertos materiales más ligeros y resistentes han permitido el uso de raquetas mejoradas y mucho más adecuadas para los tenistas profesionales y gente que quiere mejorar en este deporte.

Materiales usados para fabricar raquetas

Ahora sí, ¿con qué materiales se fabrican actualmente las raquetas de tenis? Estos materiales han cambiado mucho desde los principios del siglo pasado. En estos momentos, materiales como el grafito, el aluminio, las cuerdas de nylon o el poliéster son algunos de los materiales más utilizados.

Además, la aerodinámica, los diseños y la tensión de las cuerdas están mucho más ajustados a los estándares profesionales, y homogeneizada para que cualquier tenista pueda optar por un raqueta en las mejores condiciones.

Partes de una raqueta de tenis

Antes de entrar en materia es conveniente resaltar el diseño y las partes que componen una raqueta de tenis estándar y profesional. Un diseño sencillo pero que vamos a dividir en una clasificación principal para hacer entender el porqué del uso de las diferentes empuñaduras y gestos para golpear la bola en saque o durante el juego.

Entre las principales partes de una raqueta de tenis destacan las siguientes:

Mango

El mango, puño o agarre es la parte más baja de la raqueta. Es la zona que va a usar el tenista para coger su raqueta. La medida del mango, cada centímetro cuenta, y esta longitud es la que va a aportar que se adquiera también una mayor o menor potencia. Valorando esto, muchos tenistas son capaces de aprovechar todas las fortalezas del mango para utilizar varios tipos de empuñadura en su juego.

Grip (agarre)

En esta misma zona inferior de empuñadura es donde se encuentra el grip. Que no es otra cosa que la cinta que recubre el mango y que permite un agarre mucho más seguro, ergonómico, y capacitado para poder tener un agarre fuerte y seguro. Una sujeción firme esencial para devolver cualquier bola.

Garganta

Se le denomina garganta a la parte de la raqueta que une el mango con la cabeza. Se distingue por una subdivisión de dos secciones que se extienden hacia fuera formando la característica forma ovalada de la cabeza de la raqueta de tenis, esta parte se llama árbol. Esta división contiene un hueco en su interior -esto es lo que es la garganta de la raqueta- cuyo objetivo no es otro que el de conseguir distribuir correctamente el peso y mantener rígida la raqueta en cada golpe. Esta zona ayuda también a generar mayor potencia.

Cabeza

¿Las raquetas de tenis tienen cabeza? Lo cierto es que sí, y claramente coinciden con toda la parte ovalada donde se encuentran el marco y las cuerdas. La zona que va a sufrir los impactos y donde más en contacto va a estar con la bola. Los tamaños de esta cabeza pueden variar ligeramente, pero normalmente no exceden de las 110 pulgadas.

Cada ligera variación puede afectar. Las cabezas de menor tamaño, por ejemplo, son más débiles en cuanto a potencia se refiere, pero te permiten obtener un mayor control del juego y precisión.

Marco (caña)

El marco no es otra cosa que el recubrimiento exterior que se coloca en la raqueta, en la zona que envuelve a las cuerdas dentro de la cabeza. Pese a lo que pueda parecer, esta parte es muy importante porque también afecta al juego. En el sentido de que con una caña de mayor tamaño las cuerdas pueden llegar a moverse más, y así adquirir mayor velocidad en la respuesta de la bola.

Por otro lado, en las raquetas de control, este marco es más pequeño.

Cuerdas

Otra de las partes principales que componen la raqueta es el cordaje. Se puede decir que es el componente central. Entre las posibilidades de este entrelazado de cuerdas existen variaciones en cuanto a tamaños, grosores, o material usado para esta parte principal. Y no solo eso, sino cómo estén de tensas las cuerdas van a mejorar el impacto y respuesta de cada golpe. Cómo se trabajen las cuerdas de la raqueta de tenis afecta tanto al control, la potencia como a la vibración en el juego.