¿Cuál es el origen de la puntuación en tenis?

Hacia el siglo XV los nobles franceses, y poco después las clases populares, comenzaron a practicar un sencillo pasatiempo que daría lugar al tenis actual y cuyos partidos se iniciaban con la cortés exclamación tenez, es decir, «tenga usted [la pelota]». Aunque los registros de este juego primitivo no son escasos, sorprende que el origen de la puntuación en tenis continúe hoy en la más absoluta oscuridad.

 

Este misterio no sólo se resiste al entendimiento de las generaciones recientes, sino que ya traía de cabeza a los eruditos del siglo XVI. Tanto es así que las primeras teorías al respecto datan del año 1579, cuando el máximo responsable de la Biblioteca Real de Francia, Jean Gosselin, propuso la hipótesis del sextante —pero no adelantemos acontecimientos. 

¿Por qué los puntos del tenis son 15, 30, 40?

Como probablemente sepas, el conteo de puntos vigente en la ATP Tour, así como en la WTA, comienza en cero o love y prosigue con el 15, el 30 y el 40, equivalentes a uno, dos y tres puntos. En caso de empate —cuarenta iguales o deuce—, se ponen en juego dos puntos extra: el advantage o AD, que significa que uno de los jugadores ha tomado ventaja en un juego y que está en disposición de ganarlo en caso de anotar el siguiente punto; de lo contrario, se volvería a la situación de empate.

 

Pero ¿por qué la puntuación del tenis es 15, 30, 40? Todos los deportes de raqueta se remontan a la Edad Media, por más que el inglés Walter Clopton Wingfield pretenda ser reconocido como el «inventor» del tenis.

 

En su forma más primitiva, el primer antecedente del tenis se encuentra en la París del año 1250 en adelante, cuando el juego de palma o jeu de paume era el pasatiempo preferido no sólo de reyes y condes, sino también del pueblo francés, al extremo de existir una prohibición de 1397 que restringe su práctica a los fines de semana.

 

El singular reglamento del jeu de paume contiene una respuesta, no definitiva, al misterio del conteo de puntos en tenis: los partidos se disputaban en superficies de sesenta metros y los jugadores realizaban el primer saque a cinco metros de la red; de ganar el punto, volvía a sacar, esta vez a quince metros, para repetir la operación en los treinta y en los cuarenta y cinco metros al final del juego.

 

Con el tiempo y el uso, la obligación de separarse de la red fue suprimida, y la secuencia de 5, 15, 30 y 45 evolucionó a puntos, simplificados a posteriori —con la conversión del 5 en love y del 45 en 40, como recoge la obra ‘Cultural History of Tennis’, del profesor alemán Heiner Gillmeister. 

Teorías alternativas sobre el origen de la puntuación en tenis

Que hasta el siglo XX la ropa para jugar al tenis fuera mayormente blanca tiene una explicación clara, no así la actual puntuación en tenis según la ATP. Todavía hoy se discuten sus porqués, y numerosas teorías han surgido para justificarla.

 

Para una parte de los expertos en la materia, la distribución de las horas en el dial de cualquier reloj guarda relación con el conteo de puntos en el tenis. Los ‘padres’ de este deporte habrían asimilado los juegos a las horas y los puntos a los minutos, de forma que cada juego se cuarteaba en 15, 30, 45 y 60. Para dar credibilidad a esta teoría, cabe suponer que el cuarenta y cinco se simplificó en cuarenta.

 

Por otra parte, la hipótesis sexagesimal sugiere que los creadores del tenis utilizaron esta división influidos por este conocido sistema de números basados en el sesenta. Este sistema, utilizado para medir el tiempo, habría sido empleado también para contar los puntos ganados en los primeros partidos de tenis. Dado que sus impulsores procedían de clases pudientes, conocedores de la aritmética, no es descabellado suponer que partiesen de un modelo sexagesimal.

 

Otra respuesta al interrogante de por qué los puntos en tenis son así nos aproxima a un instrumento completamente ajeno al deporte: el sextante. Según el citado Gosselin, los primeros tenistas utilizaron esta herramienta para determinar que la sexta parte de la circunferencia de una pelota eran 60 grados. El sextante volvería a esta posición inicial después de seis vueltas, dando lugar a los números 15, 30, 45 y 60. Esto explicaría también por qué los sets se juegan al mejor de cinco y, en caso de empate, se resuelve con el sexto juego. 

Artículos relacionados

Estamos Creciendo

Este año será realmente especial. Estamos ampliando nuestras instalaciones y nos hace ilusión compartir estos avances contigo.

Contacta con un Comercial

Te contactaremos en menos de 24 horas con toda la información

Abrir Chat
1
¿Necesitas ayuda?
¡Hola! 👋

Estamos encantados de ayudarte con tus dudas.