Los mejores golpes de pádel que debes aprender

Para controlar la técnica del pádel resulta imprescindible conocer cuáles son los golpes de pádel más importantes. Y no solo conocer estos golpes de bola, sino también practicarlos para alcanzar un buen equilibrio entre comodidad, precisión y potencia para poder hacer uso de los mismos en cualquier circunstancia dentro de un partido.

En esta ocasión vamos a hacer un resumen de lo más completo de los principales golpes de pádel y cómo aprender a controlarlos de una forma profesional. Una gran cantidad de golpeos que merece la pena destacar tanto para los jugadores que empiezan, como para aquellos que son asiduos a esta práctica cada vez más creciente en todo el mundo.

Golpes de pádel más usados (golpes básicos)

Si quieres empezar con buen pie en una pista de pádel recuerda estos principales golpes básicos y necesarios que vas a aprender. Unos golpes de fondo y respuesta que son necesarios para el desarrollo del juego.

Saque

El primero de todos es el saque. Es uno de los primeros recursos y objetivos que conviene controlar y mejorar. Ya que es el punto de partida. Si consigues lanzar un buen saque, vas a tener más opciones de ganar el punto.

La técnica consiste en golpear a la pelota desde la línea de fondo sin que el bote de la pelota llegue a sobrepasar la cintura, e introducirla en el cuadrante del rival. Lo mejor es que la dirijas hacia una pared y a una buena velocidad para que sea complicada, y a la vez te dé tiempo a coger posición.

Golpe de derecha (drive) y golpe de revés

Cabe mencionar el golpe de derecha, tan habitual en otros deportes como el tenis, al igual que el revés son dos golpeos que se practican y se enseñan en las primeras clases. Son los que van a guiar el juego. La meta de estos golpes es mantener en movimiento la bola y vivo el juego.

Lo más característico es aprovechar estos golpeos de derecha y revés en pádel para devolver cruzada la bola y provocar que bote en las paredes.

Golpes más técnicos

Esta serie de golpes suponen un golpe más avanzado dentro de los partidos de pádel. Requieren de una mayor experiencia y práctica tanto en potencia como en control y precisión en el momento del impacto y dirección de la bola.

Golpeo de bola en pared

Una de las ventajas del pádel es el uso de las paredes en el juego. Para ello puedes combinar diferentes tipos de golpe y dirigirlos a las paredes para complicar la respuesta de tu rival. Aprovechar estos rebotes es fundamental, así como jugar con las diferentes salidas de paredes, desde las paredes del fondo, como las paredes laterales. Algo que añade dinamismo y dificultad para el juego.

La intención es siempre crear confusión entre tus rivales y poder conseguir una posición más ventajosa en la pista para devolver los golpes.

Volea

El golpe de volea en el pádel tiene el mismo objetivo y resultado que en tenis. Se busca alargar el campo para descolocar a los rivales con un golpe con efecto que, sobre todo, se dirija hacia la pared.

Globo

Crear una parábola desde abajo hacia arriba para conseguir alejar a los rivales de la red. Este golpeo, bien ejecutado, puede resultar un ataque muy efectista.

Golpes en red

Resaltamos algunos de los golpes más representativos y usados cuando el atacante está cerca de la red y va a golpear.

Remates (smash)

Otro de los clásicos en los deportes de raqueta es el remate, o en este caso, smash. Golpe de mucha potencia, aunque también interviene la precisión, de arriba abajo. Coordinación y, sobre todo, potencia, mucha potencia, para conseguir elevar la bola lo máximo posible.

Chiquita o volcada

Este tipo de golpe tiene la intencionalidad contraria al que puede suponer el golpeo de globo. Este golpe de pádel intenta contraatacar dirigiendo el golpe a los pies de los contrincantes cuando están en la red ligeramente separados. Es un golpe táctico y estratega para ganar la posición en el juego. Puede ser un golpe plano, o incluso con efecto o liftado.

Bandeja

La bandeja es otra de las opciones de ataque en red en una pista de pádel que pueden ser ganadoras de puntos. Si estás en posición de ataque, y tus oponentes están alejados de la red, puede ser una opción muy rentable. Eso sí, hace falta práctica para conseguir unas dejadas óptimas que no permitan al rival llegar en las mejores condiciones.

Golpe sin bote

Otra de las oportunidades ventajosas son los golpes sin dejar botar la pelota. En este sentido, dentro de la pista de pádel destacan estos dos golpes de nombre tan original.

Víbora

¿Víbora es un golpe de pádel? Pues sí. Se trata de uno de los nombres más curiosos de golpeo en este deporte, y también uno de los más usados en ataque, como puede ser el remate o bandeja. Es una especia de remate, pero sin agarrar tanta potencia. Ya que no permite ejercer tanta fuerza con el movimiento de brazo, puesto que la altura de la pelota se encuentra en la línea de la cabeza. La idea es conseguir el menor ángulo para dirigir la bola al suelo rival.

La dormilona

Otro nombre curioso para este listado. La dormilona sí que es un golpeo bastante técnico y requiere de mucha práctica. Pero cuando se consigue dominar, es muy efectivo. Puesto que este golpe trata de desviar la pelota con un efecto endiablado. El atacante recibe la bola muy cerca de la red, y con un golpe delicado, deja la bola con un bote sutil en una posición cercana a la red, y con un efecto que hace que la pelota retroceda hacia la propia red. Es un golpe ganador.