antivibradores para raquetas de tenis

Para qué sirven los antivibradores de tenis

Uno de los elementos más característicos de las raquetas de tenis son los antivibradores. Presentes en la mayoría de diseños y modelos. Desde su creación en los años 20 ha ido ganando popularidad hasta convertirse en un artilugio indispensable en la raqueta de cualquier tenista para entrenamientos, competiciones o partidos. Pero, ¿para qué sirven los antivibradores de las raquetas?

Si alguna vez has jugado al tenis, seguramente te hayas preguntado cuál era la función de estos accesorios. Por eso, a continuación, te mostramos cuál es la importancia de los antivibradores en tenis. Por qué se añaden en los modelos más actuales y modernos de raquetas.

Para qué sirve un antivibrador de cuerdas

Los antivibradores están fabricados con una especie de polímetro elástico, como puede ser la goma o la silicona. El peso suele oscilar entre los 2 y los 7 gramos, por lo que no afectará a tu golpeo ni a las características de la raqueta que estés empleando. Algo muy práctico si estás acostumbrado a un tipo, modelo o marca de raqueta para jugar a tenis.

La principal función de los antivibradores es reducir el impacto de las vibraciones que se produce en las cuerdas de la raqueta cuando se golpea la pelota fuera de la zona optima. Muchos golpeos se producen fuera de esta zona, por ello la mayoría de los tenistas emplean antivibradores en sus raquetas para evitar sentirlas durante todo el partido, creando una cierta incomodidad.

Qué vibraciones se producen en tenis

Como hemos comentado, el antivibrador es el encargado de reducir la intensidad de las vibraciones cuando se produce el golpeo. Es importante entender que durante ese instante se producen dos tipos de vibraciones: la del cordaje y la del marco.

Vibración del cordaje

Se origina en el cordaje de la raqueta cuando la pelota impacta en la ella, produciendo un sonido muy fuerte y característico. Con el antivibrador se reduce el movimiento de las cuerdas y el sonido que se escucha es más apagado y metálico.

Vibración del marco de la raqueta

Es la que más se va a sentir al golpear la pelota, ya que la vibración del marco se transmite a la empuñadura, y por ende, al brazo. Así mismo, su intensidad también se ve afectada por la vibración que se produce en las cuerdas de la raqueta. Por lo que el uso del antivibrador también ayuda a reducir su efecto.

Dónde se colocan los antivibradores

Los antivibradores se colocan por debajo de la primera cuerda horizontal, empezando desde abajo, y tienen que ser exactamente iguales por las dos caras. Es aconsejable que el modelo de antivibradores que se utilice no sea demasiado pesado para que el golpeo no se vea afectado.

Tipos de antivibradores de tenis

Existen varios modelos de antivibradores, pero se pueden englobar en dos grandes grupos muy bien diferenciados. La elección entre uno u otro depende del propio tenista y con cual se encuentre más cómodo.

Antivibradores de botón

Reciben este nombre porque presentan un diseño circular y van instalados entre las dos cuerdas verticales en la parte inferior. Dentro de estos antivibradores podemos encontrar tres modelos según su composición, pudiendo estar hueco por dentro, completos por dentro o completos con otro material con el objetivo de mejorar su efectividad.

Antivibradores largos

Presentan un diseño más alargado y suelen abarcar de 6 a 8 cuerdas. Según su diseño se pueden encontrar tres tipos de antivibradores que son: los alargados, el gusano y los modelos más clásicos.

Esperamos que esta guía te haya sido de utilidad para entender la importancia de los antivibradores en tenis y puedas sacarle el máximo partido a tu raqueta.