palas de pádel para niños

Cómo elegir las mejores palas de pádel para niños

El pádel se está convirtiendo en un deporte cada vez más elegido por los padres para apuntar a sus hijos. Sobre todo, por la gran cantidad de beneficios que aporta tanto a nivel de desarrollo físico como de coordinación. Sin olvidar lo divertido que es para pequeños y mayores.

Si estás pensando en que tu hijo practique este deporte, quizás te hayas preguntado qué pala tiene que usar según su edad. Por eso, en este post te contamos todo lo que necesitas saber para elegir la pala de pádel perfecta para tu hijo.

Características para elegir una pala de pádel para niños

Antes de empezar a hablar de las diferentes palas de pádel que puede emplear un niño según su edad, es importante señalar cuáles son las características que más influyen en su elección. Los aspectos a los que más atención debes prestar son el peso y el grosor, ya que influyen en la fuerza y control para dar al golpe.

Si se utiliza una pala muy pesada, no golpeará bien la pelota y acabarás frustrado. El peso recomendado para una pala infantil de pádel suele variar entre los 270 gramos y los 340 gramos, mientras que el grosor ronda los 32 y 36 mm.

Otro factor bastante importante es el grid, puesto que si este no tiene el grosor adecuado es muy posible que no se pueda agarrar la pala correctamente y los golpes no sean los más precisos posible.

Recomendaciones de palas de pádel infantiles

La edad del niño tiene mucho peso en la selección de la pala, siendo necesario escoger una que se adapte a su desarrollo físico para facilitar su aprendizaje y dominio del deporte.

Palas para niños menores de 6 años

Al no tener apenas fuerza, deben utilizar una pala con un peso de unos 270 gramos y un grosor reducido. De esta forma, se acostumbrará rápidamente a los diferentes golpes que va a ir aprendiendo en esta fase y podrá golpear la bola con una mayor facilidad, por lo que le resultará más divertido. Así mismo, la pala debe ser bastante resistente, puesto que es muy probable que acaben golpeándola contra el suelo o el cristal.

Palas para niños de entre 7 y 10 años

Durante esta edad, los niños empiezan a tener mucha mayor fuerza, por lo que la pala que han usado hasta ahora será demasiado ligera. La pala que utiliza un niño de entre 7 y 10 años debe tener un grosor de unos 38 mm, muy cercano a las medidas de los adultos.

En cuanto al peso, este tiene que ser un poco mayor de 280 gramos, pero no demasiado para que no afecte a su control del golpe. Además, la forma de la pala debe ser redondeada para controlar el golpe con más facilidad.

Palas de pádel para edades de 10 a 12 años

Las palas de pádel para niños con edades de 10 a 12 años tienen características similares a los modelos para adultos, aunque es recomendable que el peso no sobrepase los 330 gramos. Por eso, la mayoría de modelos que se suelen emplear son réplicas de las de los adultos. En su mayoría con diseños de lágrima o diamante.

Palas de pádel para niños a partir de 12 años

A partir de los 12 años se debe pasar a las palas para adultos, pero siempre que el niño esté preparado físicamente para aguantar entrenamientos y partidos a este nivel.

Esperamos que estos consejos te sean de utilidad para elegir la pala de pádel perfecta para tus hijos y que puedan practicarlo desde ya con las mejores palas infantiles.